11 de mayo de 2016

Tips para comprar un buen sillón y mantenerlo siempre divino

Imaginamos una escena de amigas: un rinconcito, bañado por el tibio sol de otoño, con delicias sobre la mesa y un cafecito calentito para una charla compartida.

Felicitas Diamante nos recibió con la mejor onda, la misma de su equipo, que movió muebles de un lado al otro, para generar la atmósfera soñada. ¡Y se logró!

En facebook, pueden ver las imágenes de esta divina producción con muebles y objetos de deco de Sillones Diamante, a la que le agregamos cositas ricas de Nico Colli y unos pocillos de café artesanales, que viajaron hace tiempo desde San Martín de los Andes.  

Y, por supuesto, aprovechamos la visita para que nos cuente algunos secretitos sobre el mundo de los sillones: qué comprar y cómo mantenerlos siempre de la mejor manera.

Acá, sus tips:

* Hay que considerar no sólo el espacio disponible, sino también la frecuencia de uso: no es lo mismo elegir un sillón como accesorio que optar por uno que será de uso diario. Por eso, la calidad de los géneros y el color serán determinantes.

En este sentido, para un sillón de poco uso podemos inclinarnos por géneros como el lino, en tonos hueso o visón. En cambio, si será nuestro aliado diario, lo mejor es elegir cuero ecológico o gabardina, dentro de la paleta cromática de los grises o colores más surtidos.

* Si será un sillón para mirar tele, por ejemplo, recomendamos algo profundo con inclinación y muchos almohadones. En cambio, si es para recibir visitas, lo ideal es un sofá más recto.

* Es importante que haya armonía entre el sillón y el resto de los elementos que conforman el espacio: mesas ratonas, muebles de TV o bibliotecas.

* Para mantenerlo siempre impecable, conviene hacerle una funda ajustable a los brazos, por ser la zona más sufrida, y lavarla en el lavarropas en el programa adecuado al tipo de género. 

Otra idea es realizar, previo a la compra, un proceso anti manchas. Se hace con un producto en aerosol que impide que la manipulación del género deje rastros en el sofá una vez terminado.

 Tapizar tu sofá en eco cuero, también es una opción conveniente, porque además de las ventajas ecológicas, facilita su limpieza: esponjita con agua y detergente, y la mancha sale. Nunca uses productos químicos y abrasivos.

Mil gracias a Diamante Sillones y a las divinas de Majo y Delfi, de mjapress&pr, que lograron un encuentro lindísimo. En breve, nos animaremos al taller de tapizado. ¡Qué divertido!  


2 comentarios:

  1. Mi sofá es de ahí!! Justo le estoy haciendo una funda para renovarlo un poco, pero se la bancó super bien muuuchos años!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno Vero!! Son lindos y de buena calidad ;) Besos y buen finde!

      Eliminar

© Oh Sole mío Maira Gall.