3 de junio de 2016

Gourmet, pero fácil de lograr

Mientras charlábamos sobre nuestros próximos proyectos, Nico Colli preparó una propuesta riquísima para este fin de semana. Es uno de esos platos que a la vista parecen dificilísimos, pero que en realidad se pueden lograr. 

Papel y lápiz, que acá comparte la receta:  

Roll de merluza con portobellos rellenos y nido crocante de cherrys confitados. ¡Qué rico!

* Para el nido crocante, rallar un queso duro en hebras gruesas, fundir en una sartén sin agregar aceite hasta que dore de ambos lados, dar forma con un vacito o pocillo y dejar enfriar.

* Saltear los tomatitos con un poquito de aceite de girasol y romero y, cuando están apenas doraditos, desglasar con vino blanco. Una vez que se evapora el alcohol, agregar dos cucharadas de azúcar y caramelizar. Terminar con ciboulette fresco. 

* Para los portobellos rellenos, limpiar los hongos con un papel absorbente, sin mojar. Sacar los cabitos y picar los mismos bien chiquitos junto con media cebolla.

* Saltear el relleno hasta que la cebolla se transparente, desglasar con vino blanco seco, agregar medio pocillo de crema, sal, pimienta y pimentón ahumado. Rellenar y terminar con parmesano por encima. Cocinar en horno medio por 10 minutos hasta que gratinen.

* Para el pescado, usar filet despinado, salpimentar, colocar hojas de espinaca con aceite de oliva y enrollar. Atravesar con un palito de brochette, previamente hidratado en agua para que no se queme, y cocinar en horno a 200°c durante 15 minutos. Terminar con una crema caliente condimentada con azafrán, sal y pimienta.

* Como opcional, se le puede agregar unos brotes de alfalfa para aportar frescura al plato.

¿No es buenísima esta receta? Si la hacen, van a quedar súper bien. Buena pinta, ricos sabores y muy saludable. 

Este finde, no lo dudo: festejo mi aniversario con este menú. Y si lo presento en un plato vintage tan lindo como el de la foto, mucho mejor.  

Más fotos en Facebook.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Oh Sole mío Maira Gall.