24 de febrero de 2017

Momentos chiquitos, pero inmensos

Hace un tiempito, escribí una nota sobre la felicidad para una revista. Investigué mucho para ver si descubría algo nuevo. Pero me di cuenta que, en realidad, todos tenemos la receta: ser feliz se trata de uno mismo, de disfrutar de esas cosas chiquitas de la vida, con las personas que amamos. Y aunque parezca muy fácil, a veces no es tan sencillo, la receta no es mágica. Porque, al menos a mí, a veces me cuesta un poquito parar, pensar y disfrutar.

Así como diciembre es tiempo de balances (para los que creen en eso), esta época del calendario me lleva a planificar, mirar para adelante y buscar la mejor manera de organizar mi vida, para tomarme las cosas de otra manera, siendo menos exigente conmigo y viviendo el presente a full, con los que más quiero.

¡Ojo!, no se asusten. Lejos estoy de escribir un post de autoayuda. Simplemente, quise poner en palabras lo que estoy viviendo en estos días.

Este año empezó muy bien y quiero que siga así: nos mudamos, nos renovamos, sentimos el placer de dar, de descubrir que se puede vivir con mucho menos, con esas cosas que nos hacen feliz (¡y eso que no leí a Marie Kondo!). Pero de eso se trata: de encontrar paz, refugio y felicidad plena, puertas adentro. Y en eso estamos.

Y en medio, disfrutando a full de este trabajo que tanto amo. Este año, llega repleto de nuevos desafíos, que me llenan el alma. Y no puedo estar más agradecida por los que confían en mí. ¿Hay algo más lindo que hacer lo que uno ama?

Hoy, estoy parada ahí: en un lugar que, quizás, no soñé. Pero que me encanta. Y pienso ponerle muchas pilas.

¡Uf! Un post muy personal. Pero, después de estar desconectada un tiempito del blog, me senté frente a la compu y esto es lo que salió. De corrido, sin pensar, sólo llenando una página en blanco con lo que siento hoy.

Escucho las campanadas de La Abadía, miro hacia la ventana y siento el vientito cálido que mueve las hojas de esos árboles que me dan tanta paz. Mi vela de Felizza Anunciatta está encendida y su olorcito a chocolate y jengibre me inspira. Cerca, la personita que más amo en el mundo, leyendo un libro. De eso hablo cuando digo que quiero disfrutar de estas cosas: tan chiquitas, pero inmensas a la vez.

Que este año los llene de momentos así: felices, pequeños y con las personas –vuelvo a decir- que más aman.

¡Busquen esos momentos, porque sé que ahí están!

PD: este texto lo escribí hace unas semanas. Después, llegaron unos días de playa y las corridas por la vuelta al cole. Y el post quedó en stand by, porque quería disfrutar a pleno de mi vida off line con mis dos personas favoritas.  

La noche previa a empezar tercer grado, nos dijo una frase que nos llenó el alma y el corazón enteros: “Gracias por darme una vida tan feliz…”

¿Qué más puedo pedir?

Y como todo llega en el momento justo, apenas volví de las vacaciones, recibí una caja llena de sorpresas con mucho amor que viajó desde Olavarría. ¡Mil gracias Vicky, de Little Things, por esas pequeñas, pero tan grandes cosas!

En la foto, parte de sus regalitos: estrellas que tanto amo, un mensaje esperanzador y un divino anotador -muy al estilo Oh Sole mío- para mi colección. En @soleavaca pueden ver más.  

¡Que disfruten mucho de este finde XXL!

8 comentarios:

  1. Que lindo lo que escribiste Sole, me pone contenta cuantos momentos felices!!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Nana mía <3 Te quiero mucho!!!!

      Eliminar
  2. Sii Sole, qué lindo lo que escribiste !! Y me parece increible que tu peque les haya dicho eso tan hermoso, qué mas se puede pedir, no? Qué lindo pueda expresarse así. A mi de chica me costaba un montón y hoy en día lo sigo puliendo. Qué sea un gran año !! Beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vicky por ser parte con tus creaciones tan lindas! Que sea un gran año para vos también! Y a seguir puliendo esas cosas que nos hacen tan bien! Nosotros morimos cuando nos dijo eso :) Beso grande!

      Eliminar
  3. Qué lindo post Sole!! Hoy tuve un día difícil y triste, pero tal como decís sé que la felicidad está en las pequeñas cosas, esas que siguen pasando aún entre medio de momentos complicados. En esas cosas que quizas ni soñamos, pero nos alegran y son un gran mimo. Beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Vero linda! Como vos decís, son momentos. Los buenos y los malos. Lo más importante es buscar esas pequeñas cosas que nos hacen bien. Te mando un beso gigante y espero que todo eso que te pone un poco triste, mejore lo antes posible!! <3

      Eliminar
  4. Mi querida Sole!!! Que lindo tu post! Que lindo que las velas de FElizza acompañen momentos taaann plenos!!!!

    Espero verte prontito y de paso te llevaras más velas.. Porque tu inspiración, se trasmite por todos lados!!!

    Feliz marzo, feliz comienzo !!!

    Beso enorme!!!!!!!

    Maru

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué divina Maru, mil gracias!!! Tus velas son lo más! Me encanta encenderlas, sentir su olorcito y ponerme a escribir. A eso, le sumo música. Y es pura inspiración! Beso enorme y muy feliz comienzo de año! Dicen que marzo es el lunes de los meses :)

      Eliminar

© Oh Sole mío Maira Gall.