23 de agosto de 2017

Noche de tips, aromas y sabores

Generar una experiencia para los sentidos fue el leit motiv de esta nueva clase de cocina de Ultracomb con Cris, de Cocinar en casa.

Después de varios encuentros de día, esta vez nos animamos a ir por más y apostamos a una clase distinta, que se convirtió en el plan ideal para una noche de invierno con frío y lluvia.

Puertas adentro, el clima era otro. Velitas por todos lados, música linda, ricos aromas y sabores, y mucha buena onda.

Porque en Editorial Olivia (¡divino espacio!) todo se planeó para el disfrute: nuestros invitados cocinaron en equipo, charlaron, comieron rico, se llevaron los mejores tips de cocina -¡y aportaron los suyos!- y pasaron un momento relajado, en una noche muy especial. Casi mágica.

Hubo picada de bienvenida preparada por Cris, degustación de vinos de la Bodega Iaccarini, recetas de finger food y hasta música en vivo, con la divina voz de Belu Méndez Collado y los acordes del genio de Renzo Baltuzzi, que generaron momentos lindísimos. 

Por mi lado, armé una deco súper cálida, pensada también para el disfrute total, con velas aromáticas en copitas antiguas, lindas texturas, platos y vasos de otros tiempos (todos distintos, para ir descubriéndolos de a poco), flores blancas y algunos toques de verde, como ítems infaltables para generar una experiencia completa.

Y esos rinconcitos se llenaron de calidez con el aporte de emprendedoras que crean con alma y dedicación, como las velas preparadas especialmente para la ocasión y la vajilla para morir de amor de Felizza Anunciatta, las servilletas más delicadas con un bordado sutil de Nana mía (que también hizo los delantales), los servilleteros de macramé más cancheros de Blue Flamingo y los arreglos de flores de Gabriela Morelli.

A esos detalles divinos, se sumaron las tablas de mármol de Vetas y Objetos, los recetarios siempre lindos de Printagram (que, además, llegó tempranito y me dio una mano inmensa), las bolsas de regalos intervenidas por Agus Patrón Uriburu y las barras, banquetas y mesa hecha con tablón y barriles de Cómodo Alquileres, donde Cris preparó sus recetas.

¡Todo divino, para crear efectos especiales en la ambientación! 

GRACIAS por este encuentro tan lindo, que superó nuestras expectativas: a las marcas que nos acompañaron con mucha dedicación (corriendo con los tiempos), a Adrián de Editorial Olivia que abrió las puertas de su espacio con tanta calidez, a los invitados que participaron con mucha onda, a Cris (mi compañero de aventuras) que está detrás de cada detalle y, en especial, a Ultracomb (con Belu y Lali a la cabeza) que dan la posibilidad de generar estos encuentros únicos.

Para mí, es un placer ser parte de esta propuesta que regala mucho más que ricos aromas y sabores. Porque son momentos de encuentro, para acercarnos, traspasar las pantallas, conocernos un poquito más, compartir, reír, aprender y siempre ir por más.

Por eso, estoy feliz. Porque, además de hacer lo que amo, comparto el trabajo con un equipo súper generoso, que no tiene límites para crear.

Y en eso estamos: pensando nuevos proyectos. En plena catarata de ideas que, poco a poco, van tomando forma.

Y si bien ya les contaremos más, tengo un secretito para compartir (que también me da mucha felicidad): con Yelmo nos estamos preparando para sorprender a las mujeres con un ciclo de encuentros muy especiales y bien femeninos.

Mientras tanto, los invito a pasar por Facebook para ver imágenes de la clase de cocina de Ultracomb. Y, en Instagram, las encuentran con el hashtag #cocinaconultracomb

¡No se las pierdan!

Las fotos divinas son de Marcelo Bertuol, diseñador de Editorial Olivia, que logró captar los momentos más mágicos de este encuentro.  

La foto de portada la saqué el día anterior al evento con algunos detalles que sumé a la mesa, que se iluminó con los objetos más lindos.


1 comentario:

  1. Cuantos lindos proyectos Sole !!! Me alegro todo haya salido como lo planearon y mucho mas !! ♥️♥️

    ResponderEliminar

© Oh Sole mío Maira Gall.